¿Cómo cuidar de nuestra alimentación en navidad?

Es muy simple, no comas tanto, muévete y cocina casero. Estas tres reglas todos las sabemos por sentido común, pero ¿las seguimos? Sabemos que no debemos comer en exceso, que deberíamos hacer ejercicios por lo menos 30 minutos al día, caminar más, comer sano, pero en diciembre nos dejamos llevar por la alegría de las fiestas y nos sobrepasamos con la comida, adoptando esos famosos “kilitos decembrinos”.

El truco está en no privarse. Coman de todo! Pero no todo! Prueben lo que les apetezca pero en el segundo que sientan que están llenos, que su misma conciencia les dice “no comas más”, escuchen a esa pequeña voz y dejen de comer. Si tienen una agenda social muy movida y todos los días asisten a un evento, controlen el doble su ingesta de productos con mucha grasa. La grasa es lo más difícil de eliminar de nuestro cuerpo, y ni les cuento lo casi imposible que es después de los 30. Se los dice una señorita que sudó lo que nunca había sudado para llegar perfecta a su boda; si a los 20 hubiese hecho todo el deporte que hice ese año, sería BibiFitness!

Para el resto de los mortales que en diciembre tienen de seis a ocho reuniones, contando navidad y año nuevo. Simplemente apliquen la operación control! Después en enero, que es dentro de tres semanas, no en un año; se van a ver al espejo con asombro, y es allí cuando comienzan las resoluciones del 2016: “bajar los kilitos de más”, “hacer ejercicios”, “comer sano”, “cocinar”, etc. Resoluciones que después de otras tres semanas se olvidan, pero la grasita adoptada en diciembre se queda allí acumulada para el 2017, 2018 y así sucesivamente, sumando “millas de vuelo” por año.

Otro truco es no saltar las comidas. Si uno deja de almorzar porque en la noche sabe que tiene un banquete y que allí va a comer mucho, pues sí, va a ser súper cierto porque vamos a comer el doble debido a que nos matamos del hambre durante el día y en la noche al cuerpo le cuesta más quemar las calorías durante el reposo. Es decir, que nos saboteamos a nosotros mismos. Es mejor comer balanceado: un buen desayuno, un almuerzo ligero o casero, y una cena divina pero sin excesos.

Los demás días, en los cuales no tenemos fiesta, comamos casero, ni siquiera les digo que hagan dieta estricta. Simplemente cocinen algo rico en casa, sírvanse porciones adecuadas al plato, eviten más las comidas con alto contenido en grasas, caminen más, etc. No es tan difícil ¿verdad?

Para evitar las resacas, tomen alcohol con la comida o con la barriga llena. Ingieran agua mientras se toman “un vinito” que se convierten en cinco. Tomemos un vaso de agua por cada de alcohol. Así hidratamos al cuerpo y a la mañana siguiente nos ahorramos la hinchazón y el mega dolor de cabeza. La Champaña es sólo para brindar, no la incluyamos en la ronda “normal” de cocteles.

Para no sufrir tanto, si no les gusta matarse haciendo ejercicio, les repito, contrólense, mejor dicho, controlémonos :) Los platos decembrinos son lo más divino que existe, probemos, disfrutemos de la comida, de cocinarle a nuestros seres queridos, pero pensemos en nuestra salud. No se trata del cauchito Michelin, la estética es lo de menos, es ese descontrol que dentro de 10 años nos va a pasar factura, y ni me quiero imaginar ¿cómo sería en 30 años si comemos mal, si nos las pasamos en un restaurante o alimentándonos de comida rápida y jamás cocinamos en casa? Es más fácil aplicar restricciones realistas a estar, en un futuro, tomando pastillas para que éstas nos controlen a nosotros.

La tecnología también ayuda

Si no sabes cuántas calorías estas comiendo o qué tanto moverte para quemar las calorías consumidas. Te recomiendo dos aplicaciones gratis que yo utilizo para bajar de peso o cuando quiero controlar mis calorías por un tiempo determinado, por ejemplo, en navidad.

Moves, es una app que cuenta los pasos que das y su algoritmo reconoce si corres, manejas bicicleta o caminas, te dice en tiempo real cuántas calorías has consumido y los kilómetros recorridos. La pueden bajar haciendo click en el link.

El año pasado descargué más de 10 aplicaciones para controlar las calorias consumidas y al final me quedaba siempre con MyFitnessPal. La interfase es amigable, fácil de manejar y ya viene com miles de comidas en varios idiomas agregadas. También se puede escanear el código de barras de lo que sea que estás comiendo y la app te dice qué estas consumiendo por porción (calorias, grasas, vitaminas, etc). Disponible en la AppStore.

Esas dos apps pueden mantenernos al tanto de qué comemos, la calidad de lo que consumimos y cuántas calorias quemamos a diario. En enero les paso otras dos aplicaciones gratis que ya son para realmente hacer ejercico y bajar los kilitos de más.

Recetas para después del banquete: Crema de ajo porro con papas y Sopa de tomate
En resumen

  1. Come lo quieras, pero con mesura. Operación control.
  2. No saltar las comidas. Come balanceado.
  3. Intercalar la ingesta de agua con alcohol. Evita resacas.
  4. Moverse! Caminar más y si te gusta hacer ejercicios! Vamos! Zumba!
  5. Y lo más importante, disfrutar de las fiestas!!

PD: jamás he hecho Zumba, sería vergonzoso hasta para el profesor.

cómo evitar los excesos en navidad

Fuentes:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

TVmásCine

TV reviews, ratings USA, premiaciones y TV alemana

Las Recetas de Bibi

Recetas rápidas y fáciles de preparar

A %d blogueros les gusta esto: